jueves, 11 de octubre de 2007

El Amor

" Pero, si en vuestro temor, solamente buscarais
la paz del amor y el placer del amor, entonces es mejor
para vosotros que cubráis vuestra desnudez
y salgáis de las trillas del amor, hacia el mundo intemporal,
donde reiréis, pero no toda vuestra risa,
y lloraréis, pero no todas vuestras lágrimas.
El amor nada da sino a si mismo,
y nada toma sino de si mismo.
El amor no posee ni quiere ser poseído.
Porque al amor le basta el amor.
Cuando améis, no debéis decir : " Dios está en mi corazón ",
sino más bien : " Yo estoy en el corazón de Dios ".
Y no creáis que podeís dirigir el curso del amor;
Si os encuentra dignos,dirige vuestro curso.
El amor no tiene otro deseo que realizarse a sí mismo.
Pero si vosotros amáis, y no podéis menos
que sentir deseos, dejad que tales deseos sean estos :
Fundirse y ser como un arroyo que corre y canta
su melodía a la noche.
Conocer el dolor de la excesiva ternura.
Ser herido por vuestra propia comprensión del amor;
y sangrar gozosa y alegremente.
Despertar al alba con un corazón alado
y dar gracias por otro día para amar.
Descansar a la hora del mediodía
y meditar sobre el éxtasis del amor.
Retornar a vuestro hogar a la hora del atardecer con gratitud;
y luego, dormir con una plegaria poe el ser amado
en vuestro corazón y uana canción de alabanza
sobre vuestros labios.

( Fragmento de El Profeta de KALIL GIBRAN )

No hay comentarios: