miércoles, 12 de diciembre de 2007

Navegando tu cuerpo



" Huelen a sales


a mar, a remolinos,


saben a sol


tus senos tan ardientes.


Navegando tu cuerpo


mi barca a la deriva


surcando entrañas


que se hunden


casi sin detenerse.


Luego la calma


de tu piel ardiente,


recorre los sentidos


y sin saberlo,


navegamos cien mares


sin rumbo fijo


tan solo, con las ansias


de tenerte. "



( J. Tocci )

2 comentarios:

Pescador dijo...

Siempre uno quiere navegar esos mares llamado mujer, hembra, compañera, amada, cuerpo. Hermoso poéma,que me transporto a todos esos mares que he zarpado en mi barca del deseo.
Un abrazo.

Maria Coca dijo...

Navegar sobre el cuerpo amado. Hay mejor travesía en el mundo?

Precioso y con ardor. Me gustó.

Besos desde mi orilla.