jueves, 26 de febrero de 2009

La cálida vejez

12 comentarios:

Steki dijo...

Qué variedad enorme de bonsai que compartes. Cada cual más bello.
Un abrazo grande.
BACI, STEKI.

María dijo...

Gracias por dejarnos disfrutar de tus bonsais.

Un beso.

Susy dijo...

Que maravilla..

Besos dulces..

LaU dijo...

Siempre que compartes tus bonsais, me pierdo en ellos y vuelo ....
Son bellos, mucho.

Un abrazo

Lilit dijo...

Me gustaría volverme pequeña, diminuta para dejarme abrazar por las fuertes curvas de su tronco, estirar mis brazos cobijada debajo de sus ramas, bebiendo la sabiduría de sus raíces.
Fundirme en él...
Volverme árbol...
Un besito José.

mar dijo...

Me encantan los bonsais que bonitos son es como tener un trocito de naturaleza en tu propia casa.
Un besito y una estrella.
Mar

EMBRUJADA dijo...

Mi querido amigo, parece que fuè ayer pero..ya hace màs de un año que nos nuestros blog se cruzaron, tus poesìas y reflexiones,son los que, màs pensamientos positivos me han aportado,ademàs..tienes una poesìa tan verdadera y cercana que es muy fàcil entenderte cuando le hablas al amor.

Cuando vienes visitarme, en cada comentario me dejas un montòn de palabras muy ciertas para mi,y en otras me regalas poesìas,que ademàs pareciera que las compones en unos instantes,todo eso me tiene fascinada y por todo ello me encantas ,te admiro y te respeto.

Besos muy cariñosos.

Caminodelsur dijo...

Hacen falta viejos

¿que hermosos el bonsai

"la cálida vejez"

Saludos cariñosos

Poetiza dijo...

Una maravilla. Besos, cuidate.

Alma dijo...

ES MUY BELLO, TODO EN SÍ, TRONCO, HOJAS, CUANTA DELICADEZA EN LAS MANOS QUE LO CUIDAN, PARA QUE SE SIENTA ASÍ DE FUERTE Y SANO.

Carlos dijo...

La cálida vejez y el verde sosiego; siempre habrá tiempo de volver a ser retoño.

Un gran abrazo.

Mía dijo...

Pienso siempre que entro a tu blog que quien tenga la sencibilidad suficiente para dedicarle tiempo a admirar tanta perfección de la naturaleza, tiene que ser alguien muy especial, con una profundidad de espíritu dificiles de encontrar hoy en día.

Un beso enorme

Mía